VOLVER
        AL MENÚ

        Hoy estoy muy contenta, hoy os traigo una sesión de fotos muy especial, tan especial y sincera como ellos dos. Una Sesión de Postboda en las Salinas de Chiclana, Cádiz, un lugar tan increíblemente bello como La Luz que emana.

        Alguien muy cercano a mí me dijo hace un tiempo que no tuviera prisas, que las cosas que se hacen con el corazón necesitan su tiempo para madurar, necesitan descansar a buen recaudo, para que adquieran la importancia que merecen y la valía que conlleva algo tan perdurable en el tiempo como es el valor de los recuerdos…no puedo estar más agradecida por esas palabras. Es cierto que hace un tiempo que realizamos esta maravilla de sesión, pero no es hasta hoy cuando os la enseño. Hoy es el día.

        Y es que siendo fotógrafa de bodas en Cádiz, con los paisajes tan auténticos y naturales que nos brinda este rincón de España, así como su luz única que acompaña a cada atardecer, no podía irme a otro lugar mejor para realizar esta preciosa sesión de postboda, llena de fotografías naturales y sinceras, fotografías de amor verdadero, que narran como dos personas se aman cada día. Eso es lo que me llena el alma.

        Mil gracias por hacerlo así de bonito.

        0 COMMENTS

        Deja un comentario!