VOLVER
        AL MENÚ

        Vivir en el Sur de España, rodeada de lugares de playa es todo un privilegio para los sentidos, si a eso le sumamos el hecho de hacer una Preboda en Marbella a dos italianos locos y muy enamorados, como Fotografa de Bodas en Marbella es todo un honor y un placer, ya que no hay nada que me guste más que mi tierra y el aire que se respira en ella.

        Si en esta magnífica aventura que es la vida tienes la suerte de cruzarte con dos personas con el corazón tan grande como son Rossela y Max, pues tienes asegurada una tarde increíble, llena de risas, naturalidad y mucho amor. Eso se refleja en las imágenes, ya que se sintieron tan cómodos con las fotografías sin posados, y las fotografías naturales, donde lo que hicimos fue pasar una tarde juntos, dar un paseo por la playa como buenos amigos y ellos con su alegría hicieron el resto. Risas por doquier y miradas llenas de amor.

        Ellos lo tenían muy claro, en esta sesión de fotos, no podían faltar sus mascotas, ya que para ellos son parte esencial de la familia y fue lo primero que me dijeron, no sin mi perro!, sumándole que yo misma soy una enamorada de ellos pues blanco y en botella! Por eso comentaba la suerte que he tenido que se me cruzaran en mi camino porque ya no sólo son dos personas a las que les realizas la preboda, se han convertido en buenos amigos, de esos que cuando los ves te recargan de energía positiva.

        0 COMMENTS

        Leave a Comment

        Your email address will not be published. Required fields marked *