VOLVER
        AL MENÚ

        Y llegó el gran día de Luisa y Pedro, ese día que habían soñado desde casi que se conocieron. Ese día que venían preparando a conciencia y con mucho amor desde hacía ya algún tiempo, todo para que no faltase ni un solo detalle. Celebraron su Boda en la Finca la Duquesa, en los Barrios, un lugar increíble para celebrar bodas al aire libre, rodeados de naturaleza y con un estilo campestre.

        La boda de estos dos bonitos fue puro sentimiento desde principio a fin. Una boda muy emotiva y llena de felicidad, donde cada uno de los asistentes pudo comprobar de primera mano que no estaban allí por casualidad o porque debían estar, sino que Luisa y Pedro les hicieron sentir que estaban porque los querían de verdad.

        Luisa y Pedro eligieron realizar los preparativos en sus respectivas casas, rodeados de las personas más importante para ellos, sus familiares. Porque no hay nada mejor que la familia, esa es la base del amor y ellos así lo sienten y lo viven.

        Luisa llevaba un traje diseñado especialmente para ella a manos de Leticia Guindo, un espectacular vestido de novia que dejó a todos los asistentes con la boca abierta de lo preciosa que iba. El maquillaje se lo realizó ella misma, ya que pretendía ir de un modo natural y nadie mejor que ella misma para darse ese toque especial y sencillo. Los pendientes, de tradición familiar, pertenecían a la abuela por lo que además de que eran muy bonitos,  llevaban un significado muy especial. Eligió para el gran día unos zapatos preciosos en un tono rosa maquillaje de Massimo Dutti que fueron un gran acierto. Pedro iba muy elegante con un traje de la colección Selected de Antonio Banderas, unos espectaculares y super originales gemelos comprados en una tienda pequeñita en el centro de Málaga y un magnífico reloj de la marca Festina, regalo de Luisa y personalizado con un grabado muy especial en el lateral que cuando lo vi creí morir de amor.

        Fue una ceremonia religiosa, eligieron la Iglesia del Carmen de Algeciras, ya que es un lugar y un espacio muy importante  para ambos.

        Sienten una conexión muy especial allí, forma parte de ellos. Es un lugar que les ha visto crecer como personas individuales y como pareja, un lugar que les ha visto enamorarse poco a poco, donde la más bonita de las sonrisas se producían al encontrarse sus miradas y sobretodo un lugar que ha sido testigo de prometerse amor eterno.

        La celebración y la fiesta se realizaron en la Finca la Duquesa, en un atardecer de verano que nos cogió hasta bien entrada la noche. Todo el mundo disfrutó de una velada al aire libre perfecta. Los invitados fueron sorprendidos por el baile tan romántico y sentido que hicieron los novios que finalizó entre aplausos y lágrimas de alegría.

        Finalmente cuando llegó la hora de la fiesta, los invitados lo dieron todo.  Se respiraba un ambiente de satisfacción estupendo. Las risas y las ganas de pasarlo bien estuvieron presentes hasta altas horas de la madrugada, dando como resultado una boda de sobresaliente desde principio a fin.

        2 COMMENTS

        Gracias Inma, por tu profesionalidad, tu empeño y dedicación personal, ha sido todo un acierto encontrarte para que contarás así de bonito ese día tan especial, fue verte y saber que lo harías genial y el resultado ha sido espectacular! Estoy segura que en el futuro seguirás contando otras muchas historias preciosas…

        Muchísimas gracias por tus palabras Ana, la verdad que me llegan al corazón!!Para mi ha sido todo un privilegio y un honor poder contar un gran capítulo de la bonita historia de Luisa y Pedro. Sois una hermosa familia, que ya considero amiga, porque me hicisteis sentir una más y eso es de agradecer. Te mando un beso enorme!!!

        Leave a Comment

        Your email address will not be published. Required fields marked *