VOLVER
        AL MENÚ

        Para ser totalmente sincera diré que esta Boda en la Finca de Santa Sofía de Cártama de la mano de Alba y Manel comenzó antes, un poco antes, con un almuerzo “Celicioso” en una de las cafeterías que más me gustan de Marbella. Allí hablamos de como querían representar su boda, como deseaban contar su historia y celebrar una “Rave del Amor” y como querían hacer suyos ese enlace tan especial.

        Una celebración rodeada de amigos y familiares e inundada de discursos…una celebración a la que por supuesto no pudo faltar Iky, la perrita de ambos que se paseo por todos los escondites de la finca como si estuviese en su casa. Y es que así debe ser una boda… una fiesta… como una especie de “excusa” para reunirse y decir esas palabras que atraviesan el tiempo sin importar si son en Español, en Catalán o en Valenciano: Si quiero, Si Vull.

        Importan las palabras de agradecimiento, importan los abrazos verdaderos, los momentos íntimos, los aplausos a compás del corazón, las risas contagiosas y las fotos entre el humo… humo verde por supuesto, color de la naturaleza y del equilibro, color de ellos dos.

        Ebria de amor me despido, no sin antes recordar las palabras de alguien muy cercano para mi: “Que las historias son migajas de pan que nos orientan de regreso a lo que siempre fuimos”

        Gracias por dejarme formar parte de vuestra historia pareja!!

        / Slideshow

         

         

        / Story

        0 COMMENTS

        Leave a Comment

        Your email address will not be published. Required fields marked *