VOLVER
        AL MENÚ

        Para cualquier fotógrafo de Bodas el hecho de poder fotografiar una Boda en el Carmen de la Victoria de Granada es todo un privilegio, a la vez que un desafío. Privilegio porque es un lugar  super especial, lleno de rincones maravillosos, sumergido en plena naturaleza. Ideal para celebrar bodas al aire libre, respirando ese aire mágico que tiene Granada. Además se encuentra en la zona baja del Albaicín, en la falda de la colina, frente a la Alhambra,  siendo ésta testigo de cuanto amor se profesan los enamorados que van allá a jurarse amor eterno. 

        Por todo esto El Carmen es un lugar perfecto para celebrar bodas naturales, bodas íntimas dónde lo más importante sea poder mirarse a los ojos y sentirse cerca el uno del otro. Y es un desafío porque está lleno de luces y sombras, grandes contrastes y espacios reducidos, pero a pesar de esto… merece la pena poder darse el SI QUIERO en este lugar de ensueño.

        Cuando Maria y Jordi me contactaron me preguntaron si no tendría problema en desplazarme hasta Granada, ya que aunque ellos viven en Barcelona. María es de allí y querían celebrar su Boda en Granada. Me contaron que querían celebrar su gran día durante la noche más mágica y larga del año, es decir, en la noche de San Juan y que iba a ser algo muy especial, ya que era el momento perfecto para reunir a familiares y amigos venidos de todos lados, y que eran imprescindibles en su gran día. Ellos iban buscando fotografías naturales, fotografías sin posados forzados, simplemente que contaran su historia tal como sucedía, con sus risas y sus lágrimas de emoción y alegría.

        Me preguntaron si cambiaría las hogueras en la playa de mi tierra por pasar la noche con ellos arropados por la Alhambra, no tarde ni cinco segundos en sentir que quería formar parte de su historia y contarla como mejor sé, a través de imágenes.

        Realizar una Boda en Granada ha sido una experiencia increíble, ya que me encanta perderme por allí cada vez que voy, disfrutar de los atardeceres más bonitos del mundo y de la alegría y sencillez de su gente. Y todo ha sido posible gracias a Maria y Jordi, dos bonitos con los que me he sentido super a gusto. Son dos amores de personas que se aman con tanto respeto y admiración que cuando sus ojos se cruzan, simplemente se para el tiempo y no hay cabida para nada más que para sus sonrisas y complicidad.

        Ha sido un placer contar un capítulo de vuestra gran historia… y estoy segura de que no será el último! Nos vemos pronto mis niños!

        / Slideshow

         

         

        / Story

        2 COMMENTS

        Gran trabajo! 👌🏻 Lleno de detalles!

        Muchas gracias Xabier!!!Me alegro un montón de que te guste!!! 🙂 Un besazo!!!

        Leave a Comment

        Your email address will not be published. Required fields marked *